jueves, 5 de mayo de 2011

Mala suerte




Era un muchacho
tan débil
que lo tumbaba
la brisa;
le hacía daño
acariciarse
o ponerse una camisa.
Y encima la mala suerte
todavía lo perseguía.
Cuando jugaban al guá
resbalaba en las canicas;
y si formaban un corro
lo apartaban
a una esquina.
Al fútbol ni lo intentaba
eran todo balonazos,
como a diario…:
puñetazos de la vida.

Aurelio González Ovies

Un CD con sonrisa dentro

Un CD para rimar el mundo


"Todo tiene vida, sonrisa y palabra"

Y todos nos hablan

Sonrisa y Palabra

Gus

Mariola

Calcetín

Etiquetas

Páginas vistas en total

 

Diseñado por: Compartidísimo
Algunas imágenes creadas por: Scrappingmar